La reflexión de Muhammad Ali de hace 50 años sobre el racismo que se viralizó en redes.

 La reflexión de Muhammad Ali de hace 50 años sobre el racismo que se viralizó en redes.

La muerte de George Floyd a manos de la policía ha generado una ola de reacciones en Estados Unidos y el resto del mundo.

Millones de personas han reaccionado en contra del racismo. Figuras del deporte también lo han hecho, y hasta se han viralizado viejas declaraciones de personalidades que hablaban que el racismo estaba arraigado en Estados Unidos.

Una de ellos fue el mítico boxeador Muhammad Ali, considerado por muchos como el mejor púgil en la historia del boxeo.

Resulta que en redes sociales comenzó a circular una entrevista que Ali tuvo con la BBC en 1971, donde realizó una potente reflexión sobre el racismo.

“De niño era muy curioso y le pregunté: ‘Mamá, cuando muramos, ¿vamos a ir al cielo?’. Ella dijo, ‘Claro que iremos al cielo’. Y respondí: ‘Entonces ¿qué pasa con todos los ángeles negros?’. Dije: ‘Ya sé, es porque los ángeles blancos también están en el cielo y los ángeles negros están en sus cocinas haciendo leche y miel”, dijo, causando las risas en el público.

Sin embargo, el boxeador siguió con su brillante relato explicando cómo el racismo estaba arraigado en la cultura estadounidense.

“La torta del ángel es blanca y la del diablo es un pastel de chocolate. Le preguntaba a mi mamá por qué era todo blanco. Siempre me preguntaba cómo hasta el presidente vivía en la Casa Blanca. Veía que Mary tenía una oveja blanca como la nieve. Absolutamente todo es blanco. Santa Claus es blanco. Y todo lo malo es negro. El Patito Feo es negro. Si el gato es negro, es malo y es de mala suerte. Si te amenazan es un blackmail. ¿Por qué no llamarlo whitemail, si ellos mienten también?”, agregó.

Su discurso cierra con un vaticinio que podría relacionarse a lo que se vive hace algunos días en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd.

“Ya lo dijo Elijah Muhammad sobre cómo adoctrinan a los negros, cómo enseñan a respetar a los blancos y a odiar al negro. Robaron nuestros nombres, fuimos esclavizados, robaron nuestra cultura, robaron nuestra historia. Nos hicieron como muertos vivientes. Ya que somos negros en un país blanco y no sabemos nada de nosotros mismos, no hablamos nuestro idioma, entonces estamos muertos mentalmente. Esto pasa en todo el mundo, pero el primer país que se rebelará será Estados Unidos, después el resto”, cerró.

Te puede interesar